Saludos al Sol

Saltar de la cama y realizar una rutina de “Surya Namaskar” [Saludo al sol] aportará beneficios increíbles a tu cuerpo, a tu mente y a tu visión del día. Si esto lo convertimos en rutina, la vitalidad y flexibilidad que comienzas trabajar será notada en poco tiempo. Ahora bien, pero, Qué es el saludo al sol? Una vez escuché que el “saludo al sol” era solo bhujangasana en sí (postura de la cobra) y no mencionaré aquí cuántas veces tenía que repetirla -esta persona- según el entrenador de turno. No se trata de horrorizarse ni de juzgar, hoy en día hay demasiada información lo cuál puede ser un arma de doble filo; sin embargo, la responsabilidad de ubicar a una persona debidamente capacitada no es del entrenador en sí.

El Saludo al sol o dicho en sanscrito [Surya Namaskar] es una de las secuencias de posturas del Hatha yoga (yoga tradicional).  Es la fluidez entre las Asanas y la respiración al tiempo y es un conjunto de 12 posturas que inician con pranamasana y terminan con pranamasana (postura de pie, con las manos juntas, palma contra palma, frente al pecho)

Se puede realizar:

1) Al principio de una sesión de yoga como calentamiento.

2) Como una práctica de yoga en sí misma.

3) Como forma de dar reverencia a nuestro nuevo día.

Es importante destacar que el saludo al sol, como toda práctica, puede tener variaciones y si bien las mentes más tradicionales no considerarían “saludo al sol” algo distinto a la rutina habitual, quizá ir cambiando de a poco pueda convertir nuestra nueva rutina matutina e intima en una práctica personal que nos ayude a conectar y a conocer mejor a nuestro cuerpo.

Recuerda que el yoga, eres tu en toda tu esencia.